22 abril, 2018 Liderazgo 1 Comentario

La princesa Azul.

Buenas wonders, esta semana me apetecía escribir a cerca de las Princesas Azules. Por suerte cada vez hay más y cada vez me las estoy encontrando en mis sesiones de Coaching. Esas Princesas Azules que aún todavía se encuentran un poco a despie en esta sociedad. Que están nadando a contracorriente, pero que no saben hacerlo de otra manera porque vinieron para cambiar las estructuras y para equilibrar esa energía yan que hoy por hoy sigue siendo monopolio.

Pues gracias al gran esfuerzo que se está poniendo en aprender a gestionar nuestras emociones, a hacer lo que sentimos o deseamos en cada momento teniendo en cuenta que sea la opción más beneficiosa para todos, gracias al gran esfuerzo en aprender a marcar nuestros límites y saber decir no cuando lo necesitamos, a aprender a estar solas con nosotras mismas y darnos aquello que necesitamos. A sacar nuestro poder de creación desde la empatía, desde el ver al otro, respetarnos por encima de todo y todos aunque esos todos sean tu familia. De demostrarnos sin miedo que podemos dirigir empresas, gestionar equipos o decidir ser madres o no. A aprender a olvidarnos de nuestro victimismo, de sacar nuestro poder y decir basta, de resurgir como el ave fénix. A saber vivir nuestro presente, a desarrollar nuestra parte intuitiva sin miedo a que te tilden de rara.

Esa mujer está llegando. De hecho esa energía ya está llegando. El ejemplo más llamativo ha sido que la mascota de los Juegos Olímpicos de este año en Pieonchang haya sido el Tigre Blanco, símbolo del Liderazgo Femenino.

Y mi pregunta tanto para mujeres como para los hombres es: ¿Estáis preparados para estar con esas Mujeres?

  • ¿Qué haríais si os encontráis una Mujer Sabia, una Mujer vivida, una Mujer que ha renacido varias veces de sus cenizas, una Mujer Guía? ¿La tildarías de ser “demasiado lista”? ¿Pensarías que es demasiado joven para tener esa Sabiduría? ¿Qué es demasiado para vosotros/as?
  • Si encontrases a una Mujer que sabe decirte no, ¿La encasillarías con la etiqueta de “Mujer Difícil”?
  • Si encontrases a una Mujer que respeta y valora a los demás porque aprendió a respetarse y valorarse y por lo tanto no acepta ni da por hecho que sólo por ser hombre es normal que la seas infiel. ¿Qué harías? ¿La dejarías?
  • Si encontrases a una Mujer a la que le gusta arreglarse, ser admirada o deseada y que le encanta verlo también en el resto de personas pero que tiene claro el punto anterior. Y tiene unos valores firmes. ¿le pondrías la etiqueta de “buscona”?
  • Si encontrases a una Mujer independiente económicamente o que gracias a sus estudios y trabajo incluso puede que tenga un mejor sueldo que tú, ¿le dirías que es demasiado independiente y que te puede dejar en cualquier momento?
  • Si encontrases a una Mujer que le gusta pintarse los labios de rojo o vestir colores fuertes, espejo de su fuerza o carácter extrovertido, ¿Pensarías que es una persona que solo piensa en sexo?
  • Si encontrases a una Mujer que quiere ascender porque va inherente en ella el dirigir o coger el mando, y que no se siente insegura con la responsabilidad. ¿Le dirías que es una Mujer ambiciosa, fría y calculadora?
  • Si encontrases a una Mujer que cree en ella misma, en sus intuiciones, en su estado de presencia, que se siente conectada con el Todo, ¿pensarías que es una Mujer Peligrosa que puede hacerte cualquier “arte mágica” para que te olvides de tu voluntad?
  • Si encontrases a una Mujer empática capaz de gestionar sus emociones y ayudarte con las tuyas y pudiera leerte como un libro abierto porque ella tuvo que aprender a leerse, ¿Pensarías que es una Mujer manipuladora?
  • Si encontrases a una Mujer segura, ¿pensarías que es una Mujer promiscua?
  • Si ves a una Mujer que practica un deporte solo por el hecho de que le gusta practicarlo, ¿Pensarías que lo practica solo para ligar? ¿Qué lo practica porque lo practica su pareja? ¿Pensarías en ella como tu compañera de vida si lo practicara mejor que tú?
  • Si decidiera dar el biberón a su hijo/a en vez del pecho, ¿la llamarías Mujer poco Consciente, Mujer desapegada? ¿la llenarías de culpa por no “disfrutar ese gran momento”?

A lo mejor estás pensando, ¿dónde están esas Mujeres?

Puede que ya te las hayas encontrado. Piensa en las veces que has dicho lo anterior alguna vez. Piensa en las veces que has rechazado a esas Mujeres para irte con las que ya conoces, con las que se encuentran en tu zona de confort, con las que aunque no te llenan sabes cómo actuar con ellas.

La vida es un continuo aprendizaje. Así que si sigues empeñándote en estar con Mujeres inseguras, dependientes emocionales, serviciales, anuladas y sumisas porque te hacen sentir más poderoso/a o seguro/a, luego no te quejes de que todas las Mujeres son iguales. Tu mapa mental es el que sigue siendo igual.

Si solo encuentras el mismo tipo de persona, repites el mismo patrón una y otra vez, párate y mira si eres lo suficientemente seguro/a y si tu autoestima está lo suficientemente fuerte como para no seguir siendo lo que los/as demás quieren que seas para su comodidad.

Si quieres convertirte en esa Princesa Azul o quieres aprender a convivir con una de ellas, puedes contactar conmigo y bien trabajar de forma individual o si quieres resultados más rápidos de forma grupal. Pincha aquí.

Y si te ha gustado, por favor comparte. Nunca sabes a cuantas personas puedes estar ayudando. 🙂