exito
7 diciembre, 2018 Coaching, Liderazgo 0 Comentarios

Las 5 claves del éxito.

Buenas mis wonders, hoy quiero escribir sobre un discurso que vi hace unas semanas y me gustó mucho. Normalmente me gusta inspirarme e incluso modelar a personas con éxito y esta semana le ha tocado a Arnold Schwarzenegger, fisioculturista profesional, actor, empresario y político. Yo tenía la idea de su faceta de actor más que nada, pero su discurso me hizo mirar su biografía y me encantó. Así que voy a traducir el discurso, no sé si es original suyo pero el autor del discurso es muy bueno y dejaré el link abajo por si queréis echarle un vistacillo.

“La gente me pregunta todo el tiempo. ¿Cuál es el secreto de mi éxito? Y siempre les cuento la versión corta, tienes que tener 22 pulgadas de bíceps (risas del público), y tienes que ser capaz de asesinar predators con tus propias manos y por supuesto, tienes que tener un elegante acento austríaco. Eso es un hecho. (aplausos).

La versión larga es que actualmente siempre tengo 5 reglas.

No necesitas ser un campeón de fisioculturismo, ni necesitas querer ser un héroe de acción o algo así.

Si quieres sobresalir en lo que hagas, estas reglas son para ti. Mi primera regla es:

  • Encuentra tu visión y síguela. Si no tienes una meta, si no tienes una visión, solo te mueves dando vueltas y no vas a ser feliz. Crecí después de la Segunda Guerra Mundial. Austria junto con Alemania perdieron la Segunda Guerra Mundial, fue una crisis por supuesto, había una terrible situación económica, quería salir de allí, quería escapar. Y por fortuna, un día en la escuela, vi un documental sobre América. Y supe exactamente que era allí donde yo quería terminar. La pregunta era ¿Cómo iba a ir a América? No tenía ni el dinero para viajar ni nada. Pero un día, fui lo suficientemente afortunado para ver una revista de fisioculturismo. Y en la cubierta había estos chicos musculosos, la portada decía “Míster Universo va a ser la estrella de Hércules”. Su nombre era Reg Park. Leí el artículo lo más rápido que pude, aprendiendo cómo él creció en Leeds, en Inglaterra, pobre, y cómo él entrenaba 5 horas al día, cada día, y entrenaba, entrenaba, entrenaba. Y al final llegó a ser Míster Gran Bretaña, y luego Míster Universo. Y luego ganó un segundo título de Míster Universo, y un tercero y luego aterrizó en Roma, en Cinecittá, haciendo películas de Hércules. Y cada vez llegué a estar más seguro y tuve esa visión muy clara en mi cabeza. Ser un campeón en ese mismo escenario donde él ganó el Míster Universo. Y después irme a América, y hacer películas. Desde ese momento, todo lo que hacía, no importaba lo duro que tenía que trabajar o cuanto tenía que luchar, no importaba porque yo sabía cuál era el propósito y encontré mi pasión. Siempre descubre tu visión y el resto aparecerá.
  • No pienses en pequeño: yo tenía que ir y formar parte de las estrellas. No solo pensaba en estar en películas, quería ser la estrella de la película, quería tener una facturación por encima de la media. Quería llegar a ser el artista mejor pagado. Básicamente quería ser otro John Wayne, qué había de malo en ello? Nunca pienses en pequeño, piensa en grande.
  • Ignora a las personas negativas: pienso que es natural que cuando tu tienes una visión grande y grandes sueños y tienes grandes metas, la gente alrededor tuyo van a decir: “no creo que lo hagas, creo que es imposible”. Quiero decir, empecé en este camino cuando tenía 15 años, y llegué a ser un fisioculturista. Cuando yo dije: “quiero ser un campeón del mundo de fisioculturismo, quiero ser Míster Universo”. Ellos dijeron inmediatamente: “¿Estás loco?, el fisioculturismo es un deporte americano, olvídalo, eso es una locura”. Y entonces cuando yo quería ser actor, después de ganar 13 títulos del campeonato del mundo de fisioculturismo (aplausos), yo dije: “quiero ser como Reg Park. Y quiero ser un Hércules. Quiero hacer películas”. Cuando me encontré con aquellos agentes y managers, su reacción fue, “jajajaja Oh Arnold, esto es divertido, tú quieres ser qué? Un líder? Oh vamos, mira, primero de todo, vamos a empezar por tu cuerpo, eres gigantesco. Tú eres como un monstruo (risas). Y acerca de tu acento, me da escalofríos, de escuchar tu mierda alemana, vamos ya! ¿Has visto una estrella internacional con acento alemán? Eso no ocurre. Olvídalo! Y acerca, de tu nombre, Swarzen-schnitzel o algo así? La gente no va a aclamar en el cine porque esté Schwarzen-schnitzel”.

En todas partes donde fui, ellos decían: “no ocurrirá, olvídalo”. Afortunadamente, no los escuché. Empecé a tomar clases de interpretación, clases de inglés, incluso clases para perder el acento. Me pasaba todo el día diciendo. “A fine wine grows on a vine”. De repente, conseguí un pequeño trabajo en una serie de televisión, luego otra y luego “Pumping Iron” y “Stay Hungry”. Y luego aterrizó, el gran papel en Conan el Bábaro y fue un antes y un después (apalusos). ¿Sabes lo que fue más interesante? El director dijo en la conferencia de prensa, si no hubiéramos tenido a Schwarzenegger, con sus músculos, hubiéramos tenido que construir uno. Y después, cuando hice Terminator, James Cameron dijo: “la frase “volveré”, llegó a ser una de las frases de películas más famosa de la historia por el particular acento de Arnold, porque sonaba como una máquina (aplausos).”

Por eso, ignora a las personas negativas.

  • Trabaja al límite: cuando fallas es que no has trabajado duro lo suficiente. No importa en que área estés. Si no hay esfuerzo, no hay ganancia. Escucha, cuando llegué a los Estados Unidos, recuerdo que entrenaba 5 horas al día, y trabajaba en la construcción de albañil, y fui al instituto también y tomaba clases de interpretación de 20.00 a 00.00h de la noche. Cada día hice eso, trabaja hasta el límite. Eso es en lo que creo. No importa lo que hagas, trabaja, trabaja, trabaja.
  • No solo recojas, da: derriba ese espejo, en el que te miras, y serás capaz de mirar a través de él, y verás millones y millones de personas que necesitan tu ayuda. Y es por esto, que yo intenté tomar cada oportunidad que podía para dar. Entrené a paraolímpicos, empecé programas en escuelas de niños vulnerables del centro de la ciudad, para que fueran capaces de decir no a las drogas, no a las bandas, no a la violencia. Todo en lo que nosotros podemos crear un cambio, donde sea, en tu vecindario, en tu escuela local, hazlo.

Porque al final de todo, depende de nosotros.

Tener una visión, pensar en grande, ignorar a las personas negativas, trabajar al límite y dar y cambiar el mundo. Porque si no lo hacemos nosotros, ¿quién lo hará? Y si no es ahora, ¿cuándo?”

 

Si te ha gustado, comparte porfa, que esos son los aplausos para la artista. 🙂

Link: https://www.youtube.com/watch?v=Kb7_E12FFLw