21 agosto, 2017 Energy., Liderazgo 2 Comentarios

Tú eliges

Hoy 21 de agosto de 2017 ya no soy licenciada, ni con varios másters, ni diferentes especialidades y títulos de experto.

Soy una persona que facilita la recuperación de tu poder personal (para ello tuve que recuperar el mío), que comprendas mejor lo que sucede en tu vida (tuve que romper muchos esquemas para saber cómo iba esto), qué lugar ocupas en tu sistema (tuve que aceptar mi rol), que gestiones mejor tus emociones para que nos des lo mejor que hay en ti.

Me considero una domadora de energías, una alquimista transformando constantemente tu plomo en oro (cada gramo de mi plomo en oro hace que pueda ayudar al tuyo), guerrera (esto no lo puedo evitar tengo a marte en escorpio en mi casa uno 😉) y sobre todo disfrutadora, sacando un aprendizaje de cada paso.

Entramos en un tiempo en el que nos toca demostrar todo lo que hemos aprendido, ya no vale repetir curso o vida para quien crea en ello. Ya no es tiempo para echar tu balón a otro. No es tiempo para la separación, para los buenos y malos, ni para la luz y la oscuridad.

Entramos en una nueva Era, en la Era de la libertad y el respeto, una era sin etiquetas, la era de todos somos uno.

Tú eliges, nosotros elegimos si el camino es cuesta arriba, recto o cuesta abajo. Sucederán muchos eventos hasta el 21 de marzo de 2018.

En todo este tiempo desde 1999, hemos ido despertando poco a poco y adquiriendo un mayor conocimiento de cómo funciona esto. Y ha llegado la hora de demostrarlo.

Nos toca ser libres, nos toca estar en nuestro centro y liberar nuestra esencia, para lo que vinimos. Ya no cabemos en estos clichés antiguos, en su forma de ver la vida, en su cuadriculatura. No va a quedar más remedio que adaptarse, que hacerlo diferente.

Ahora aprendemos a distancia, estamos abiertos a otro conocimiento, nos informamos de diferentes maneras, nos relacionamos de mil modos distintos, vivimos de diferentes formas, todas válidas, todas respetándose mutuamente.

Habrá quien se aferre a lo antiguo como Jack se aferraba al tablón del titanic :D, totalmente respetable, cada uno elige como gastar este tiempo y cada uno sabe qué personaje vino a interpretar. Todos somos piezas únicas de un puzle perfecto.

Lo que va a hacer que este tránsito sea más llevadero va a ser que no te dejes llevar por el miedo. No participando en lo que no quieres o sientes o no va acorde con tu esencia. Tú eres el único responsable de ello.

Que no te resistas va a hacer que dejes de vibrar en la ira.

Si necesitas llorar, llora. Si quieres o necesitas algo, exprésalo. Y por supuesto no intentes que los que te rodean sean como tú.

Dejemos el dolor de no ser nosotros. Tú energía es única.

Es una Era arcoíris, bello por el conjunto de sus colores, por nacer después de la tormenta, por surgir donde quiere y cuando quiere, por sacarte una sonrisa. Eso es un arcoíris, la descomposición de la luz en mil colores distintos.

Mucha gente me pregunta cómo podemos “vibrar alto”, ahora que está tan de moda 😊. Vibrar alto es una responsabilidad. Para ello hay que transcender otras vibraciones más densas (hablo de vibraciones porque estamos hechos de partículas que se comportan como onda y corpúsculo, esto es física pura y dura jajajaja).

Las frecuencias altas del ser humano al incorporarlas en nosotros van a hacer que eliminemos otras no tan bonitas ni apetecibles como el odio, la ira, el miedo, la frustración, la envidia, etc…

Esas frecuencias de vibración que llamamos altas son: la honra, gratitud, merecimiento, paciencia, confianza, coherencia, poder, transformación, persistencia, fuerza, alegría, paz, compasión, fluidez, aceptación, creatividad, desapego, sabiduría, luz y el amor.

Fácil no?

Es nuestra responsabilidad vibrar en ello, sino iremos a descompás de este nuevo tiempo.

Nos tocará llorar por no habernos dado cuenta antes, pasaremos por fases de culpa, por si os ayuda el sentimiento de culpa no existe, es algo inventado por el ser humano para controlar a otros seres humanos.

Otras veces nos dolerá alguna parte del cuerpo, avisándonos de nuestra incoherencia. Nos enfadaremos porque las cosas no salen como queremos o como creemos que deben salir.

Sentiremos miedo al ver nuestra vulnerabilidad y tristeza al no habernos amado como nos merecemos.

Todo ello es necesario para poder vivir en esta nueva era.

Te gustaría vivir en un campo lleno de flores, sorprenderte de cada color, de su aroma, de su belleza?… O encontrarte en un desierto perdido, sin saber cuanto queda para conseguir agua, y maldiciendo porque nadie sabe leer el mapa o lo que dice el gps?

Tú eliges.

 

Feliz semana wonders!

Si te ha gustado comparte y/o comenta. 😊