15 agosto, 2018 Coaching, Energy., Varios 0 Comentarios

Yo soy espiritual.

Buenas mis wonders! Lo que escribo a continuación, lo voy a hacer con humor, más que nada para reírnos un poco de nosotros mismos que nunca viene mal.

Qué frase más de moda: “yo soy espiritual”. 😀 Vaya descubrimiento, todos tenemos nuestra parte espiritual.

Por lo visto, las personas espirituales no se enfadan, no dicen lo que sienten, no se equivocan y están todo el día conectados al “Nirvana”. Jajaajaja

Vaya mentira que nos cuenta el ego. Me encuentro a diario a personas que “no se enfadan”, son “correct@s” y “comedid@s”. Pero ves que envidian, critican, te aniquilan con su ironía, son don/ñas perfect@s, manipulan con la culpa, intentan y digo intentan a propósito, cambiar a sus parejas, compañer@s de trabajo, familiares o engañan a las personas de su entorno. Pero no se enfadan, ell@s son unicorni@s de color! Jajajaja

Desde esta dimensión no es fácil elevar tu frecuencia hasta dimensiones más elevadas y si lo haces es durante periodos breves o si es durante más tiempo es en entornos en los que te ayudan a elevar esa frecuencia o porque son zonas de alta frecuencia. No es fácil, y eso que hay personas que podemos hacerlo desde que tenemos uso de razón.

No puedes estar desde esta dimensión conectado al “Nirvana” todo el día. Lo que te está contando tu ego es una mentira, y solo se lo creen los que quieren ser “tan especiales” como tú porque no lo hacen de otra manera, por su desgracia y la nuestra.

Yo que soy una apasionada del estudio del comportamiento, la conducta y la comunicación no verbal humana, me fascino de lo que me cuentan sus subconscientes. Pero no, ellos no se enfadan. 😀

Cuando alguien es visceral, es decir, estamos hablando según el eneagrama de los eneatipos 8, 9 y 1. Su fuerza motora es la ira en sus diferentes versiones. La ira es una energía que bien canalizada, es una energía creadora. Por ello, este tipo de personas suelen ser emprendedoras, líderes de equipos, conseguidores de objetivos y ocupar puestos de dirección. Cuando hablo de ira, hablo en el sentido de energía.

Con esto no estoy justificando las malas formas, la violencia ni nada por el estilo. Ante todo, hay que saber gestionar nuestras emociones en la medida de lo posible y si en algún momento no podemos, hay que repararlo y asumir las consecuencias.

Ahora os voy a mostrar nuestra parte no espiritual, que la tenemos todos y no pasa nada. Lo mejor para que no se nos escape por la trastienda es conocerla y abrazarla y usarla para conseguir nuestros objetivos.

La parte no espiritual o humana o egoíca de los eneatipos viscerales es:

  • eneatipo 8: se olvida de tener la mentalidad de un niño, se vuelve un poco tirano y poco empático.
  • eneatipo 9: se vuelve un pasivo agresivo. Todo se tiene que hacer a su ritmo.
  • eneatipo 1: se vuelve una persona intolerante, de blancos y negros y estricta o moralista.

Para canalizar esta energía lo mejor para este tipo de personalidades es practicar deporte y temas de inteligencia emocional.

También nos encontramos con los eneatipos emocionales como son los 2, 3 y 4. Estas personalidades no van a expresar ira, lo que expresan sus egos son la envidia, la crítica y el reproche o la manipulación, pero es igual de tóxico aunque la sociedad lo tenga mejor visto. Son fáciles de detectar, tod@s conocemos a personas que son “perfect@s” en forma pero ojito con el fondo. 😀

La parte no espiritual o humana o egoíca de los eneatipos emocionales es:

  • eneatipo 2: se olvida de ser independiente, necesita que le necesiten y estar rodeado de gente a todas horas y se vuelve agobiante. Se desvive por ayudar a los demás y se olvida de si mismo. Critican y manipulan.
  • eneatipo 3: pierde la honestidad, mira sólo por su beneficio y es “perfecto”. Puede ser un poco “killer”. En su vida nunca hay problemas jajaja.
  • eneatipo 4: se vuelve muy negativo y no se acepta, todo tiene un fallo. Envidian a los demás pensando que son mejores a ellos.

El antídoto para este tipo de eneatipos de personalidad es que se trabajen sobre todo la autoestima. De esta manera no se sentirán pequeñitos frente al prójimo y no se desbocará su ego. Jajajaja. Si lo hacen pueden que toquen el “Nirvana” durante más tiempo y dejarán de manipular, culpar y criticar al resto. 😀

Por otro lado, tenemos a los eneatipos mentales, correspondientes a los números 5, 6 y 7. Estos eneatipos se creen “perfectos” desde su plano mental pero rara vez experimentan y ejecutan no vaya a ser que se equivoquen como el resto de los mortales. 😀 No suelen contar sus intimidades, ni sus fracasos y antes de ponerse a bailar en vez de ensayar se leerán una enciclopedia entera sobre el baile o se apuntarán a miles de cursos teóricos, pero les cuesta ponerse los zapatos y ponerse a bailar. Pero son los primeros en sacarte a ti el fallo. 😀

La parte no espiritual o humana o egoíca de los eneatipos mentales es:

  • eneatipo 5: se olvida de pasar a la acción, se queda en la teoría y piensa que las demás personas son medio lelas y se aisla. 😀
  • eneatipo 6: pierde la confianza en sí mismo, se “raya” y piensa que todo el mundo conspira hacia su persona.
  • eneatipo 7: busca desesperadamente estímulos de todo tipo, porque le da pánico encontrarse a si mismo.

Su antídoto para tocar el ansiado “Nirvana” y ser más “espiritual” es que actúen de una vez y dejen de montarse sus berenjenas mentales conspiranoicas. 😀

Espectacular, el ser humano es espectacular. Lo simple que es todo y lo complicado que lo hacemos.

Normalmente las personas que son capaces de expresar sus emociones libremente sin censura y con cuidado, sin dañar al otro, suelen ser personas con buena salud. La energía de las emociones no se estanca, no daña al cuerpo físico.

¿Se te carga la espalda, te duelen las cervicales, la cabeza, la rodilla, los músculos, cualquier parte del cuerpo? Pues escúchale, que muy probablemente te esté diciendo algo y haz todo lo posible por expresar tus emociones y dejarás de ser “perfecto” pero serás real. De esta manera estarás más sano y lograrás tus sueños. Así que manos a la obra!

Y sí, aunque tengamos una parte espiritual, estamos en esta dimensión porque aún nos queda mucho que aprender… a AMARNOS y a ACEPTARNOS.

 

Si te ha resultado interesante y tu ego te lo permite 😉, porfa comparte o dale a “me gusta”, quizás puedas ayudar a otras personas.

Y si quieres hacer un comentario, todo tuyo!

Si necesitas más información sobre mis servicios haz click AQUí.

Feliz semana mis wonders!