10 mayo, 2017 Coaching 0 Comentarios

¿Quieres que tu negocio sea un éxito?

Para conseguir que tu negocio sea un éxito hay que entender cómo funcionan los sistemas. Y tu negocio o proyecto es un sistema.

Un sistema es un conjunto de elementos, en continua evolución interrelacionados entre sí, con un objetivo común.

Tanto tú como tu negocio pertenecéis a su vez a diversos sistemas más grandes (gremio, cooperativa, pymes, etc) y a su vez tenéis subsistemas (clientes, familia, etc), por ello se dice que el universo está formado por fractales. El término fractal surgió en 1975 gracias al matemático Benoît Mandelbrot, un fractal es un objeto geométrico cuya estructura básica, fragmentada o aparentemente irregular, se repite a diferentes escalas.

Aunque nos resulte difícil de creer todos los sistemas están conectados entre sí. Por lo tanto seguir viendo la realidad a trozos es un modo obsoleto de entenderlo.

Vivimos en una realidad multidimensional y medida por la física cuántica donde estos sistemas están regidos por lo que llamamos leyes sistémicas. Saber cómo funcionan dichas leyes y aplicarlas en tu negocio hará que tu sistema esté en armonía y por lo tanto que fluya la abundancia en todos los sentidos.

Que el universo está formado por un 75% de energía tampoco hay que explicarlo a estas alturas. Sabemos que lo que denominamos materia está formada por partículas energéticas como los electrones, protones, quarks, mesones B, leptones, bosón de Higgs y últimamente también se está hablando del bosón Z y por los neutrones que son las partículas de masa pero sin carga. Es decir, sólo un 4% del Universo que conocemos es materia.

Tu negocio, sistema profesional o proyecto tiene su propia inteligencia, lo que llamamos mente campo, campo cuántico o información sistémica, este campo cuántico se encarga de gestionar y armonizar tu sistema cumpliendo las mencionadas leyes sistémicas.

En muchas ocasiones nuestro negocio genera una serie de consecuencias o problemas cuyo origen desconocemos o creemos saber que conocemos. Para evitarlas o eliminarlas os voy a explicar de forma práctica en qué consisten esas leyes. Si no se cumplieran en tu negocio la mente campo tenderá a reestablecer la armonía del sistema afectando al flujo de clientes, entrada de dinero, falta de armonía en el equipo, etc.

   Primera ley sistémica: ley de pertenencia, todos los elementos de tu sistema tienen derecho propio a formar parte del mismo y a ser reconocidos.

  Ejemplos en las que esta ley no se cumple:

  • Cuando no se incluye en el equipo a las parejas o personas que colaboran en el negocio.
  • Olvidarse de las personas que fundaron el negocio.
  • Ocultar los errores o fallos que puedan surgir en el negocio o proyectos.
  • No subsanar o compensar los posibles perjuicios causados a los clientes.
  • Otorgar el mérito o autoría de un proyecto a otra persona diferente a la que lo creó.

   Segunda ley sistémica: ley del orden jerárquico, cada elemento del sistema tiene su orden de importancia con respecto del objetivo del proyecto o negocio y su antigüedad con respecto al resto de los elementos.

  Ejemplos en los que esta ley no se cumple:

  • Cuando se incorpora un socio nuevo y éste no muestra respeto hacia los socios más antiguos.
  • Cuando no se tienen consideraciones especiales con los clientes antiguos.
  • Cuando no se asciende a la persona más antigua o no se la otorga un lugar relevante en el equipo.

   Tercera ley sistémica: ley de equilibrio dar- recibir, esto aplica entre los componentes de tu negocio o empresa y entre tu empresa y otros negocios. Pero ojo, el equilibrio debe ser dinámico no estático, es decir, dar un poco más de lo que recibes. No mucho más porque si no establecemos una energía de deuda.

  Ejemplos en los que esta ley no se cumpliría:

  • Cuando tienes un precio elevado con respecto a lo que aprecia el cliente.
  • Cuando no se cobra un trabajo realizado.
  • Cuando un proveedor no te da las condiciones pactadas o la calidad del producto es inferior a lo firmado.
  • Cuando todos los empleados cobran igual sin tener en cuenta antigüedad, formación, compromiso, etc.

En las sesiones de coaching sistémico lo que se detecta es qué tipo de dinámicas descompensadas se están produciendo en el negocio que hace que no fluya adecuadamente. Y qué elementos del sistema las están originando.

Si crees que te ha parecido interesante comparte.

Feliz semana wonders!

Si quieres iniciar un proceso de coaching conmigo, CONTACTA AQUÍ.

Tags: